SEDONA, EL RIVAL DEL GRAN CAÑON.



En el centro de Arizona existe una pequeña ciudad rodeada de formaciones rocosas. Un centro de peregrinación por su belleza y especial energía. Dicen que "Dios creó el Gran Cañón, pero que vive en Sedona".




SEDONA ha cautivado desde siempre a los viajeros con sus caprichosas formaciones geológicas y el color paprika que las tiñe. Es ese paisaje sobrecogedor que arropa a los vaqueros de los clásicos westerns y que hoy se puede disfrutar y recorrer a pie, en bici, en jeep...

Situada en el centro del estado de Arizona, Sedona ha sido lugar de peregrinación de las más diversas 'tribus' humanas. Aquí vivieron indios nativos como los Yavapai desde el siglo IV. Aquí aterrizaron John Wayne y los batallones de Hollywood. Aquí se asentó Max Ernst y el surrealismo en los años 50. Aquí llegaron los hippies y los seguidores del 'new age' en busca de la espitualidad que se le atribuye a la zona... incluso aquí recalan de vez en cuando los seguidores infatigables de ovnis y otros fenómenos extrasensoriales.

Cualquiera diría que Sedona es una casa de locos, pero nada más lejos de la realidad. Es una pequeña ciudad tranquila, cuerda, cara, que imanta por su imponente belleza a millones de turistas todos los años, rivalizando con el Gran Cañón -a sólo dos horas y media en auto de aquí- como destino único en el medio oeste americano.
Pese a ser menos conocida que el Gran Cañon, los partidarios de Sedona no dudan en catalogarla como un lugar más que especial. Dicen de Sedona que es "una catedral al aire libre", también que "Dios creó el Gran Cañón, pero que vive aquí" (digamos que la humildad no está entre las virtudes de sus habitantes). Pero lo que hace realmente especial a esta zona, son unos supuestos "vórtices espirituales", áreas donde la energía es más intensa que lo normal.

Hay cuatro puntos donde se considera que la energía fluye con mayor saturación y donde los creyentes o curiosos concurren para meditar o sanar el espíritu. El primero es Airport Mesa, que se puede observar desde el centro de Sedona. El segundo es Bell Rock, una gigante roca en forma de campana situada de camino a Oak Creek. El tercero es Cathedral Rock (foto principal), la postal de Sedona por excelencia, y, por último, está Boynton Canyon, al oeste, un lugar donde los indios nativos siguen realizando ceremonias todos los años. Aunque hay muchas otras fuentes de energía en la zona.

Otro lugar de recogimiento es la capilla de Holy Cross, construida en 1956 en mitad de la roca por Marguerite Brunwige, discípula de Frank Lloyd Wright. Merece la pena encaramarse hasta aquí para disfrutar de sus vistas, espectaculares.

Por eso precisamente, por las vistas, la visita a los vórtices es imprescindible, incluso para los escépticos. Son tours relativamente fáciles, muy señalizados y por caminos para todos los públicos, algunas aptas incluso para coches de niños. Hay estacionamientos en las inmediaciones para acercarse en auto. Una opción muy recomendable es contratar una excursión en unos particulares jeeps de color rosa por la zona (pinkjeep.com)
Los guías le explicarán la naturaleza de estos vórtices, pero también la historia, la geología y la cultura de estas latitudes. De vuelta a Sedona ciudad, se puede descansar en algunos de sus muchos cafés, o acercarse a la villa de Tlaquepaque, donde se concentran decenas de tiendecillas de arte y artesanías, todo muy estilo Southwestern. Comprobará que la Sedona urbana se explora pronto. Donde hay que invertir el tiempo es en sus alrededores.


Estrellas en Arizona
Pero no son son solo sus paisajes cinematográficos y esas magnéticas formaciones rocosas, cerros, agujas y 'mesas' inquietantes que parecen fortalezas del color del fuego lo que atrae a los turistas. Desde que Sedona se convirtiera en el telón de fondo de muchos grandes filmes en los años 40 y 50, los personajes de Hollywood han vuelto repetidamente y con justa razón. Además de John Wayne, a Henry Fonda, Elvis Presley y Robert DeNiro siempre les gustó dejarse ver por estos lares. Otros hicieron de Sedona su segundo hogar, como Orson Welles, Walt Disney, Sean Young y Al Pacino.

Copia y pega. Informacion obtenida de www.diario.latercera.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Este blog se alimenta de tus comentarios. Siéntete libre de expresar tus opiniones , pero siempre desde el respeto y la tolerancia. Cualquier comentario fuera de lugar o sin sentido no será publicado. Adelante! Comenta y comparte!

 
Mi Lugar Blog Design by Ipietoon