EL PASTOR ALEMÁN. FISIOLOGIA, CARÁCTER E HISTORIA.



Al observar a un perro pastor alemán, pocas personas se detienen a pensar que fue criado para conducir y proteger rebaños. La mayoría de la gente ve en el pastor alemán a un perro policía, al entrañable amigo de los niños, al compañero fiel capaz de dar la vida por su familia, al lazarillo que ve por su amigo ciego, al rescatista que arriesga su vida por personas que no conoce y al héroe canino por excelencia.
Aunque los orígenes del pastor alemán están asociados al pastoreo, esta raza ha demostrado tanta versatilidad e inteligencia que hoy en día no se la puede clasificar solamente como perro pastor. Aún cuando sigue cumpliendo funciones de pastoreo en ciertos lugares, sería más apropiado decir que el pastor alemán es un perro "todo terreno".
Además, este perro de morfología lupoide es uno de los más hermosos representantes de la especie canina. No se trata solamente de un perro que se adapta bien a diferentes trabajos, sino de una obra de arte viviente capaz de cumplir con los trabajos más exigentes y difíciles.
Su hermosa apariencia, su incomparable carácter y su gran inteligencia, han llevado al pastor alemán a ser el perro más popular de todos los tiempos.
La cabeza del pastor alemán, ancha y con forma de cuña, es su característica distintiva y la que más llama la atención. En la parte superior de la misma están implantadas las orejas de tamaño mediano, erectas y terminadas en punta, que le dan a este perro una apariencia lobuna. Los ojos, dispuestos oblicuamente en el cráneo, expresan seguridad y confianza, y deben ser del color más oscuro posible.
La poderosa dentadura, que debe ser fuerte, sana y completa (42 dientes), le permite al pastor alemán una fuerte mordida en tijera. Cuando han sido entrenados correctamente, estos perros tienen una mordida firme y segura.
El cuerpo del perro pastor alemán es más largo que alto y la línea superior es inclinada, descendiendo ligeramente desde una cruz elevada hasta una grupa que está a menor altura. El lomo es ancho y musculoso, y la grupa es larga y levemente inclinada. El pecho, que es moderadamente amplio, presenta una profundidad que oscila entre 45 y 48% de la altura a la cruz, y un esternón alargado y muy notorio.
La cola es larga, llegando al menos al corvejón cuando cuelga en reposo. Sin embargo, no debe superar la mitad del metatarso. El pastor alemán la lleva colgando cuando está en reposo, y levantada cuando está activo, pero nunca la lleva por encima de la horizontal.
El pelaje ha sido causa de polémica por mucho tiempo, ya que existen tres variedades. Sin embargo, según el estándar oficial del pastor alemán, el pelaje correcto corresponde a un manto doble con lanilla interna. El pelaje externo debe ser lo más denso posible, recto, duro y bien pegado al cuerpo. La longitud del pelo varía ligeramente en diferentes partes del cuerpo, pero el pastor alemán no es un perro de pelo largo. Aunque los genes que producen el pelo largo siguen presentes en la raza, los perros de pelo largo no son aptos para la cría.
El estándar del pastor alemán acepta varios colores para la raza. Entre estos colores se encuentran: negro sólido, negro y fuego, amarillento hasta gris claro y gris en varias tonalidades. La nariz debe ser negra. El pelaje blanco no es admitido en el estándar.

Temperamento y carácter del pastor alemán

El carácter del pastor alemán es equilibrado, seguro y confiable. Al ser una raza de trabajo, el pastor alemán debe poseer firmeza de nervios y la capacidad de reaccionar con rapidez y seguridad ante amenazas.
El coraje de estos perros es legendario, lo mismo que su instinto de defensa. Es por esto que el pastor alemán es uno de los perros más solicitados para la guardia y protección, ya que tiene una predisposición natural para estas tareas.
Pero coraje y defensa no son lo mismo que agresividad y peligro. Aunque el pastor alemán tiende a ser un tanto desconfiado con los extraños, no es un perro agresivo por naturaleza. Al contrario, tiende a estar alerta pero no ataca sin razón. Por supuesto, la socialización del cachorro es fundamental para evitar problemas en el futuro, ya que ningún perro tiene el carácter asegurado solamente por sus genes.
El pastor alemán es un perro fácil de entrenar y se adapta muy bien a cualquier técnica de adiestramiento. Sin embargo, alcanza todo su potencial cuando se lo entrena aprovechando el reforzamiento positivo. Aún cuando esta raza se adapta bien a diferentes técnicas de adiestramiento canino, es recomendable priorizar el adiestramiento en positivo.
Por su versatilidad y adaptabilidad, esta raza ha podido desempeñarse exitosamente en diferentes actividades. El pastor alemán destaca como: deportista canino (particularmente en schutzhund), perro de búsqueda y rescate, perro lazarillo (guía de ciegos), perro policía y perro de asistencia para personas con necesidades especiales. También es un excelente compañero y un perro de exposición muy vistoso.

Peso y altura
La altura a la cruz es de 60 a 65 centímetros para los machos, y de 55 a 60 centímetros para las hembras.
El peso de los machos se encuentra entre los 30 y 40 kilogramos. El peso de las hembras se encuentra entre los 22 y 32 kilogramos.

Salud y cuidados

Lastimosamente, la gran popularidad de la raza ha conducido a la cría indiscriminada de pastores alemanes, con fines netamente comerciales. Esta cría indiscriminada ha tenido un impacto negativo sobre la salud de esta raza de perros. Por eso, el perro pastor alemán es propenso a algunas enfermedades hereditarias como displasia de cadera, displasia de codo, problemas digestivos, epilepsia, eczema crónico, queratitis (inflamación de la córnea) y enanismo.
Es muy importante considerar estos problemas de salud antes de adquirir un perro pastor alemán.
El pastor alemán se puede adaptar a vivir en un departamento, pero necesita mucho ejercicio y paseos largos. Este perro es un trotador y necesita ejercitar sus músculos al aire libre. Un jardín pequeño puede ayudar, pero nunca reemplaza los paseos y las sesiones de juego. La práctica de un deporte canino, como agility o schutzhund, puede ayudar a mantener la salud del perro.
El adiestramiento del perro también es importante para ayudar a desarrollar la capacidad intelectual del perro.
No es muy difícil mantener en buen estado el pelaje del pastor alemán, ya que no requiere cortes especiales. Sin embargo, esta raza pierde pelo constantemente, por lo que el cepillado diario es importante. El baño no debe ser muy frecuente porque daña la protección natural del pelo.

La historia del pastor alemán
El pastor alemán es un icono de la lealtad y coraje de los animales. Esta raza de perros es una de las más populares y versátiles del mundo. Los pastores alemanes han sido, y siguen siendo, usados para pastoreo, protección, detección de drogas, detección de explosivos, guiar a personas ciegas, compañía, etc. De hecho, han sido usados prácticamente para todos los trabajos que se le pueden encomendar a un perro, quizás exceptuando la caza.
Aparte de su belleza e inteligencia, el pastor alemán goza de una fama bien merecida gracias a estrellas de cine y televisión, siendo Rin Tin Tin el más conocido de estos actores caninos.

Origen del pastor alemán

El pastor alemán tiene una historia bien documentada y relativamente reciente. Esta raza fue creada con un objetivo claro y preciso: ser una raza de trabajo.
Max Emil Frederick von Stephanitz, capitán de caballería del ejército alemán, ya tenía en 1890 la visión de una raza alemana de trabajo. Según la visión de von Stephanitz, losperros de esta raza debían ser inteligentes, protectores, rápidos, de apariencia noble, confiables y completamente dedicados a complacer a sus dueños. Esta visión era compartida con Artur Meyer, quien ayudó a von Stephanitz en la creación del pastor alemán moderno.
En 1899 von Stephanitz vio un perro que lo dejó maravillado. Este perro, llamado Hektor Linkrshein, medía alrededor de 63 centímetros a la cruz y su apariencia era similar a la que el capitán de caballería buscaba para un perro de trabajo. Entonces, von Stephanitz compró aquél perro que se convirtió en el principal progenitor del pastor alemán moderno.
Dos semanas después de comprar a Hektor, von Stephanitz y Meyer fundaron el Verein für Deutsche Schäferhunde (SV) que fue el primer club de la raza y actualmente es la entidad matriz que agrupa a los clubes de pastores alemanes de todo el mundo. Por supuesto Hektor fue el primer perro registrado en ese club, aunque bajo el nuevo nombre de Horand von Grafrath.
A partir de entonces, el SV se dedicó a desarrollar la raza para lo cual se utilizaron perros pastores de Wüttemberg, Turingia y Hannover. Los perros seleccionados para este fin cumplían con un requisito particular: una gran capacidad para trabajar.
El pastor alemán fue una raza de trabajo desde sus inicios. Esta era la visión de von Stephanitz y la transmitió a los futuros criadores de pastor alemán al establecer en 1906 los títulos de trabajo para esta raza.

El pastor alemán en la guerra

El ejército alemán dudaba de la utilidad de los pastores alemanes para la guerra. Sin embargo, el éxito de estos perros en la policía alemana les abrió las puertas para servir en el frente durante la primera guerra mundial.
Durante esa guerra, los pastores alemanes fueron usados para localizar soldados heridos, transportar mensajes, alertar de la presencia de enemigos durante los patrullajes, etc.
Las habilidades del pastor alemán fueron reconocidas por los soldados aliados. Al terminar la guerra muchos de estos soldados retornaron no sólo con historias fascinantes, y muchas veces exageradas, sobre las cualidades del pastor alemán, sino también con algunos perros de esta raza.
De hecho, el primer Rin Tin Tin fue un cachorro que sobrevivió un bombardeo y fue adoptado por el cabo norteamericano Lee Duncan, quien lo llevó consigo a Estados Unidos.
Por supuesto, la segunda guerra mundial también contó con la presencia de pastores alemanes entre las tropas. Para ese entonces la popularidad del pastor alemán era enorme, tanto en su país de origen como en otros países del mundo.

El pastor alemán en tiempos de paz

Debido a sus grandes cualidades y la gran popularidad que había adquirido, la raza se convirtió en una de las más apreciadas para cumplir prácticamente cualquier función al servicio del hombre.
La utilidad del pastor alemán en servicios policiales llegó a ser tan grande que la raza se convirtió en sinónimo de perro policía. Además, se utilizó con éxito para ayudar a personas con necesidades especiales, sirviendo como perro lazarillo, perro de asistencia a personas sordas, perro de asistencia a discapacitados, etc.
Con el paso del tiempo se asignaron aún más funciones a esta formidable raza, entre las que se encuentran la detección de drogas, detección de minas antipersonales, búsqueda y rescate, perro de terapia, actuación, etc.
Desde sus orígenes como perro pastor hasta sus funciones actuales, esta raza ha pasado por mucho. Sin embargo, y a pesar de las múltiples funciones que puede tener, el pastor alemán es por sobre todo un compañero fiel, confiable y amoroso.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Este blog se alimenta de tus comentarios. Siéntete libre de expresar tus opiniones , pero siempre desde el respeto y la tolerancia. Cualquier comentario fuera de lugar o sin sentido no será publicado. Adelante! Comenta y comparte!

 
Mi Lugar Blog Design by Ipietoon